ets-covid19

El ‘distanciamiento sexual’ conduce a una caída en las pruebas ETS reportadas

Durante la pandemia de coronavirus, los casos de enfermedades de transmisión sexual disminuyeron debido al “distanciamiento sexual” de las personas y la disminución de las pruebas. Se estima que decenas de miles de casos de clamidia y gonorrea y miles de casos de sífilis han pasado desapercibidos debido a la falta de pruebas.

La disminución en las infecciones de transmisión sexual reportadas se debe al distanciamiento sexual durante las órdenes de confinamiento y el distanciamiento social durante la pandemia. Además las clínicas de salud sexual cerraron sus puertas o redujeron las visitas en persona durante el inicio del brote del nuevo coronavirus en febrero.

caida deteccion ets covid

Las pruebas también disminuyeron a medida que los asistentes sociales de ETS fueron reasignados para ayudar con la demanda por COVID-19, mientras que los médicos de atención primaria no vieron casos de atención que no eran de emergencia debido al brote de COVID-19.

Casi el 30% de las clínicas de ETS y VIH cerraron y más del 60% de las clínicas redujeron sus servicios cuando se implementó una orden de permanencia en el hogar. Durante ese período, más del 40% de los sitios de distribución de condones en esa región cerraron y resultó en una caída general del 45% en las pruebas de clamidia y gonorrea, alcanzando un mínimo en abril. Las pruebas para detectar esas enfermedades se recuperaron un poco en abril y junio cuando se levantaron las órdenes de quedarse en casa, encontró el estudio del departamento de salud.

Las pruebas de ETS podrían limitarse aún más en los próximos meses debido a la disponibilidad limitada de kits de prueba y suministros de laboratorio debido a la pandemia de coronavirus. Actualmente hay una escasez de kits de prueba de ITS y suministros de laboratorio, sobre todo para las pruebas de amplificación de ácido nucleico de clamidia y gonorrea.

Antes de que llegara la pandemia de coronavirus, las tasas de ETS estaban en niveles altos. Los funcionarios de salud dicen que la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual se pueden tratar si se detectan a tiempo, pero si no se tratan pueden provocar infertilidad e incluso ser fatales.